domingo

video

Las personas cambian. Los estilos cambian. Las modas cambian. Los medios cambian.

¿Debieran también cambiar las agencias que hacen la publicidad?

Es muy necesario comprender las revoluciones sociales para así poder anticiparlas y liderar de este modo el cambio.

En verdad, no se trata de cambiar las personas que trabajan en una agencia, sino el modo en que actuarán ahora estas mismas personas. Lo que es posible llamar como una actitud “colaborativa”, no es por tanto que exista una nueva agencia en su esencia, sino un nuevo modo de tratar con este consumidor que consume otras cosas, de distinta forma y que es necesario anticiparlo de la mejor forma.

Hay que entender la naturaleza de este nuevo consumidor digital, que consume de distinta manera, y por lo mismo, espera de las marcas que lo traten de distinto. Hay que comprender su comportamiento para poder así darle lo que él por si mismo quiere obtener.

El nuevo consumidor, no quiere ver comerciales en la televisión, pues estos le quitan el tiempo de aquellas cosas que observan o ven. No quieren leer los diarios, pues esto una vez que se ha publicado, ya es viejo.

No van a la web en busca de marcas. Ellos van a la web a divertirse, relacionarse, conversar, y son por tanto las marcas las que debieran ganarse al consumidor. La gente de hoy, cree mucho más en lo que dicen sus amigos que en la información que pueda entregarnos una marca. Acuden a foros, blogs y se influencia de lo que la gente dice.

Diremos que una buena idea debe ser tan poderosa por si misma, que esta no dependerá de la tecnología ni mucho menos interfaces sofisticadas, sino más bien su capacidad de simpleza, rapidez y acceso.

Para estos nuevos consumidores, el compartir es algo sumamente poderoso. Ellos dicen “Si me gusta, lo comparto con alguien para que la gente sepa lo que me gusta”. Es por esto necesario fomentar espacios en donde la gente opine, darle ese espacio para que sepan que las marcas quieren saber lo que quieren y así crear de la marca una experiencia enriquecedora.

Lo fundamental por tanto es entender lo que el consumidor quiere hacer, antes de pensar lo que queremos hacer con el consumidor.

Por tanto, ya no se trata de solo mostrar la marca de manera creativa, sino lograr que la misma marca hable con el consumidor. Que se relacione con ella y logren empatía.

Finalmente entonces deberíamos enfocarnos en revisar insights que nos ayuden a ganarnos el corazón y alma de la gente, conocer su lenguaje y modo de interactuar, ponernos en sus zapatos.

Tenemos como publicistas el poder de hablar por aquellos que no lo pueden hacer, por lo que deberíamos hablar como aquel que compra y consume para ganarnos su fidelidad.

video
¿Qué podemos decir de las marcas? ¿Qué o quienes son?
Existen hoy en día, múltiples marcas a lo largo del mundo, que por temas de fonética, adquieren una connotación muy distinta a la que asumen en su país de origen. Ya hemos conocidos casos de marcas Orientales como Mitsubishi con su modelo Pajero, el cual por un tema de cultura, debió ser cambiado en Latinoamérica a Montero, ya que esta anterior denominación adquiría una connotación de burla en algunos lugares de la sociedad sudamericana.

Podríamos desde este aspecto ver entonces que un producto puede ser copiado, pero de todas formas la marca es única.

Diremos también que un producto puede ser desactualizado, pero una marca desde su creación se eterniza.

Entonces, cuando creemos una marca, deberíamos entender ciertos aspectos que nos lleven a entender la personalidad de ésta. Diremos entonces que la marca será el conjunto de emociones, asociaciones y percepciones de una idea única. Con todo esto, deberíamos entonces entender con previa antelación al momento de crear una marca, situaciones que nos lleven a encontrar la personalidad definitiva y única, tal sea que nuestro resultado final, sea el propio solo de esa marca y no de otra.

Deberíamos cuestionarnos, ¿y si nuestra marca fuera una persona, como sería? ¿Joven, vieja? ¿Alegre, triste?, y si nuestra marca fuera un lugar, ¿sería cálido, frío? Y si fuera música ¿Sería rock, música clásica? Etc.

Debemos ver que no solo nuestros gustos y percepciones de esa idea serán vistos, sino también los gustos y asociaciones de otras personas, por lo que deberíamos englobar de la mejor forma esta idea, para que nuestra marca adquiera una personalidad reconocida por todos de la misma forma.

Debemos ser específicos y efectivos.

El referente máximo de la publicidad no es la publicidad en si, sino transmitir la vida desde su aspecto mas concreto y simple de modo que sea entendido por todos aquellos a quien nos dirigimos de igual forma en su esencia.

Ese es finalmente el alma de los que somos y hacemos el alma de este negocio.

jueves

video

En algún momento del día, todo publicista o estudiante de la carrera, aspira a ser un director creativo. Tal vez ahora mismo, tú quieres serlo.

Antes de seguir en aquello, deberías preguntarte quien eres hoy. Incluso, que eres hoy.

Si dedicas gran parte de tu tiempo a realizar estudios de marketing, análisis situacionales, análisis de costos de producción, movimientos de mercado u otros, estás seguramente haciendo una muy buena labor administrativa.

Incluso si creas muy buenas gráficas, si tienes en tu mente grandes ideas y las logras plasmar en tu campaña, pudieras estar realizando un muy buen trabajo creativo.

Pero si en lugar de aquello, destinas largas horas de tus días para conocer las personas, generar contactos e identificar las oportunidades posibles en cada uno de ellos, y además de eso, logras plantearte objetivos concretos y claros, estas muy cerca de lo que pudiera ser un líder.

Tal vez es hora que reconozcas tú norte. Mientras antes, mejor.

Ya haz oído aquello de que “todo no es para todos”, y aunque sin duda, no deja de ser cierto, nadie tampoco ha dicho que no puedes estar entre esos pocos. Pero debes ser honesto. Es hora que sepas ya que eres.

La verdad es que no hay nada de malo que recibas órdenes. Que te muestren aquello que debes hacer, y lo cumplas de muy buena forma. Seguramente hasta te destaques en tu área y te hagas muy conocido.

Pero no es menor que consideres en ti, la existencia de algo especial. Esa capacidad específica que te haga estar presente de una manera aún más importante en el trabajo.

Para ello, deberías ser capaz de transmitir día a día a tus compañeros, objetivos de trabajo y un plan certero para llevarlo a cabo. Deberías enseñarles a ser bueno en aquello que les propones. Alentarlos a exigirse cada vez más, y mostrarles por cierto, que tú eres el primero en actuar así. No bastan las órdenes. Tú debes ser el ejemplo.

Ya es hora que sepas que nada es gratis, y lo bueno, suele costar un poco más caro.

Un muy buen líder tiene una visión cada día. Tiene esa capacidad propia de ver algo donde otros no lo ven y entender rápidamente cuando otros lo dejan de lado.

Y tener esa visión es solo el inicio. Deberías hacer algo muy bueno con ello.

Deberías despertar esa pasión en otros, para que se animen a creer que también pueden ser parte importante de tu visión. Deben saber y creer que tú los guiarás a aquello. Recuerda que eres el numero Uno, y eso significa que serás el primero en dirigir, proponer, así como también en colaborar y ayudar a quien lo necesite.

Ahora si crees que reúnes estas condiciones, deberás actuar como tal. Líder no se es solo en la oficina. Se es líder en todas partes.

Un buen líder tiende a rodearse de gente inteligente y proactiva. Busca gente positiva.

Incluso busca gente más inteligente que el mismo, para seguir aprendiendo y creciendo. Está siempre en movimiento. No espera que le hagan el trabajo. El lo inicia.

Y claramente no espera que le den siempre la razón. Por el contrario, incentiva a sus compañeros a proponer nuevos puntos de vista, a veces muy distantes del suyo, pero honestos y con intención de ser aporte.

Toleran comprensivamente los errores del resto, y resaltan cada cosa positiva que pueda haber. De eso se trata ser líder.

No de ordenar y esperar el sometimiento de quienes reciben esas ordenes. No de los aplausos y el lucimiento personal, sino de dirigir el avance estable de un trabajo y el crecimiento general y ser el primero en aportar a aquello. Paso a paso.

Entonces la pregunta es...¿Qué vas a hacer?

viernes

Conócelo por ti mismo.

video

Existen cosas que nadie te podrá asegurar.

Cosas que debes descubrir por ti mismo y saber de que se tratan. Es parte del proceso de descubrimiento creativo de las cosas y que necesariamente debes seguir cada día para tener una noción cierta de que tan buenas o malas son.

Quizás hasta hoy, te han dicho lo genial que son los atardeceres. Los haz visto en la televisión, el cine y por cierto en muchas fotografías. Los colores te parecen maravillosos y crees entonces que lo son, pero en verdad no lo sabes, hasta que haz presenciado por ti mismo uno. Hasta que sentiste como se fue apagando de a poco el calor, y descubriste uno a uno los cambios de colores en el cielo, no lo sabes.

Deberías mojarte en la lluvia para poder vender un paraguas. Deberías quemarte con el sol para poder vender protectores solares. Deberías poder comer muchas hamburguesas y beber muchas marcas de bebidas para entender y decir con certeza si Coca-cola es definitivamente la mejor.

Por que no lo sabes hasta que lo pruebas. Es así y no hay otro modo.

Debes conocer el proceso. Vivir las etapas para poder tener una idea clara. Nada desde afuera es lo suficientemente real para tener una idea. Debes vivirlo desde adentro. Debes tocar, palpar, oler, sentir y observar.

No te saltes las etapas. Vívelas, disfrútalas por entero. Para poder caminar seguro, deberás primero gatear, y descubrir en este proceso que tienes el equilibrio suficiente para estar de pie. El mejor modo es ese, conociéndolo por ti mismo.

Todo lo que te han dicho, es completamente incierto hasta que lo tienes entre tus propias manos y lo ves muy de cerca.

Solo entonces puedes creer que lo sabes.

Cuanto aprendemos.

video

He oído con cierta frecuencia que asistir a la escuela, tiende a atrofiar la imaginación y a limitarla tan solo a lo que una persona pretende afirmar como correcto.

Además, siempre he creído que un problema no tiene una sola solución, sino por el contrario, muchas. Dado eso, ya podría creer que la primera afirmación puede ser cierta.

Puede sonar tal vez un poco extremo, pero de alguna forma si se analiza con más detalle, esta cobra sentido y razón.

Puedo afirmar que cuando he asistido a clases, la mayoría de las veces me he sentado atentamente a oír cada una de las cosas que explica el profesor, intentando tomar nota, consultando e incluso haciendo conjeturas a lo que este afirma, y en la mayoría de las ocasiones, desafortunadamente me he quedado con la sensación que nada nuevo he aprendido.

No se si en verdad sea tan así y esté en lo correcto, o quizás exista algo de arrogancia en mis palabras, no lo se aun con certeza. Pero también creo de alguna forma, que nuestra mente ya sabe de muchas cosas. Sabe y no lo oímos, o no buscamos. Quizás sea la simple falta de comunicación con uno mismo, que no permite que exista ese traspaso de información con todo lo que recibimos cada día.

El aprendizaje es diario. No debiera por tanto limitarse únicamente a lo que dice una sola persona, sino más bien a la unión de recursos reunidos de todo lo que uno ve y de los impactos que uno recibe. También es afuera. Es ahí donde esta todo. Tan solo hay que poner atención, observando, mirando lo que la gente hace, lo que come, lo que compra, lo que bota y lo que habla. Es mucho más divertido y claramente enriquecedor.

Observar como las personas caminan y por donde lo hacen. Luego sacar conclusiones, ¿Y si lo hicieran en modo opuesto? ¿Y si lo hicieran más de una vez? ¿Y si no lo hicieran? O bien observar como las personas se sientan en una plaza, lo que leen, como se sientan, como hablan o discuten, o incluso como expresan su cariño cuando se acompañan. Y de pronto ya es posible abrirse a nuevas posibilidades.

Estas posibilidades crecen día a día en la medida que uno las fomenta ya que todo está ahí, y afortunadamente no es información que debamos pagar o intentar conseguir de algún difícil modo. Es gratuito, está ahí y puede ser además muy divertido.

Me parece que un camino correcto es tomar las reglas existentes y darlas vuelta. No hay nada de malo en intentarlo. Si estas dan un buen resultado o no tanto, ya al menos será algo nuevo de lo cual hemos aprendido.

domingo

Piensa diferente.

video

Esto es para los locos.
Los inadaptados, los rebeldes.
Los problemáticos.
Los que van en contra de la corriente.
Los que ven las cosas de manera diferente.

Ellos no siguen las reglas, y no tienen respeto por lo establecido.
Puedes citarlos, estar en desacuerdo, glorificarlos o incluso, satanizarlos.
Pero lo único que no puedes hacer es ignorarlos.

Por que ellos cambian las cosas, e impulsan a la humanidad hacia adelante.
Y mientras otros los ven como “locos”, nosotros los vemos como los genios.
Por que la gente que está tan loca como para pensar que pueda cambiar el mundo, es quien lo logra.

martes

Ahí están las ideas.

video

Algo es muy claro. Mientras exista la necesidad de publicidad (siempre la hay, ya lo hemos visto), permanecerá intacta la necesidad de ideas originales y relevantes, y por supuesto, maravillosas expresiones de las mismas. Pero para llegar a tal instancia, hay que trabajar.

Es siempre muy importante que desde un inicio reunas tanta información como te sea posible. (Ya dicen por ahí que esta nunca sobra) Busca información tanto general como específica.

Revisa webs, revistas, libros, prensa, archivos, conversa con tus amigos, también con desconocidos y con todo aquello que consideres que se acerque a tu tema.

Busca fragmentos que parezcan interesantes. Rebusca. Sigue rebuscando. Siempre hay algo nuevo en cada cosa que encuentras. Tan solo debes observar en detalle. Luego míralos desde distintos ángulos. Desordénalos. Agrégales más cosas. Vuelve a darlos vueltas.

En estricto rigor, esta debe ser la etapa más entretenida del proceso, pues no hay ideas tontas. Todo es posible y así nacen las genialidades.

En algún momento de todo este proceso, sentirás que todo pierde sentido. Que algo falta y no sabes que. Pues descansa. Deja que tu inconsciente comande la incubación de tu gran idea. Escucha música, ve televisión, sal a caminar…y entonces, cuando creías que esta no llegaba...Bam! ésta aparece para quedarse.

Pero por cierto, eso aun no basta.

La idea puede ser original y fresca, pero por cierto, requiere y debe moldearse. Cuando otros las vean, te aseguro que se sentirán tan dueños de ella como tú, te dirán de inmediato que debes empezar a sumarle más cosas, y por cierto, mejorarlas. Preséntala a gente de confianza y discútela con ellos. Fortalécela y nútrela de energía y más frescura.

El desarrollo de las ideas es un proceso muy personal por cierto, y cada creativo tiende a realizarlo en forma diferente. Algunos lo encararán lógicamente sentados en un escritorio con muchos lápices de distintos colores y muchas más hojas en blanco, y otros lo harán más instintivamente sentados en el baño o recostados en el piso, pero sea cual sea la modalidad, la esencia de este proceso es el trabajo duro e incesante por buscar la perfección final de tu gran y amada idea.

No hay otro modo.

Ocupa el miedo a tu favor.

video

Muchos de los que ingresan al mundo de la publicidad, suelen hacerlo tras sus espaldas con una inmensa energía y grandes planes para su futuro, pero la realidad nos muestra que tienden a ir perdiéndose del camino, por que les llega el momento en que sienten abrumados por la total carencia de ideas.

Dejémonos de secretos. Muchos de ellos se han topado con demasiados bostezos y burlas, y han oído por cierto muchos comentarios sarcásticos respecto de lo que dicen o proponen.

Así que terminan por renunciar a mostrar más ideas.

Y la verdad es esta. Cuanto más creativo seas por naturaleza, más temor sentirás por que tus antenas estarán mucho más sensibles a los sentimientos de los demás y te sentirás igualmente más afectado por sus actos. De manera que será muy natural que te sientas tenso, incómodo y asustado.

Frente a ese temor, necesitarás de un gran coraje para hablar, por que éste no es la ausencia de temor, sino seguir adelante a pesar de los comentarios, a pesar de sentir miedo o desasosiego. No podrás abrirte a cosas nuevas sin poner en peligro la seguridad de tus conocimientos previos. No podrás proponer nuevas ideas sin arriesgarte al rechazo o la desaprobación.

Sin embargo todos aquellos que se burlen y actúan con desprecio también tienen miedo.

Tienen miedo a tus ideas. Por eso se defienden burlándose. No saben como enfrentarte de otra forma. Al fin y al cabo, las ideas por su naturaleza son potencialmente destructivas. Pueden cambiar las cosas, y cuanto más originales sean, más radicales serán los cambios. Y cuantos más cambios produzcan, más amenazada se sentirá la gente, más la harán cuestionarse sus conocimientos y acciones, y la harán más ansiosa por ver tu trabajo y futuro.

domingo

¿Y si no es para ti?

video

Seguramente, no han sido pocas las ocasiones en que observas un anuncio comercial, y al finalizar este, te has dicho a ti mismo… ¡¿Qué es esto?!

Y que además, si tienes a alguien a tu lado en ese momento, has dicho con tu mejor cara de extrañeza… "Oye...¿Entendiste algo?"

Necesariamente hay que entender que aunque la publicidad es creada para la observación del máximo de personas posibles, muchas veces, el mensaje principal, no lo será para todos.

Y si la vida en general segmenta a las personas ya sea por niveles socioeconómicos, por edades, por si eres gordo o eres flaco, si eres negro o blanco, la Publicidad entonces de una u otra forma, hará lo mismo.

Con esto me refiero a que, más allá de que pueda existir publicidad de buena o mala calidad, no necesariamente por que el mensaje no nos llegue directamente, diremos que definitivamente es un mal anuncio comercial.

Puede ser más bien que tan solo, ese mensaje no vaya dirigido a ti.

Esto hoy en día es cada vez mayor. Las marcas se han encargado los últimos años de entregar mensajes cada vez más directos a las personas, para hacerles entender que es precisamente a ellos quienes le hablan y no a otros. Que sus productos han sido creados exclusivamente para sus necesidades y no para las de quien esta al lado. E incluso algunas marcas dirán lateralmente que pueda que su producto, no sea para ellos, y así generar mayor atención.

Las claves hoy han cambiado. Y es bueno que suceda. Ya no existen reglas para comunicarse con todos y cada uno. Las reglas de hoy, serán tal vez viejas en 5 minutos más, y es trabajo de todas aquellas mentes creativas que nacen en las diversas escuelas del mundo, reescribirlas cada día.

Tal vez este mismo artículo sea solo para ti. Tal vez no. Tú decides.